"SACROMONTE"

"SACROMONTE"
"CONTRALUZ" (Detalle) Oil on canvas. Giovanni R.Tortosa

DESNUDO-FIGURA-PASTEL-GRAFITO-INTIMIDAD-REALISMO

DESNUDO-FIGURA-PASTEL-GRAFITO-INTIMIDAD-REALISMO
TORTOSA ART COLLECTION ---- giovannirtortosa@gmail.com

martes, 26 de junio de 2012

ALICANTE "HOGUERAS 2012"

Alicante que es como Barcelona pero en pequeño, abre sus brazos de dama marítima a la liturgia anual del fuego. Son las fiestas que inventaran los romanos en homenaje al astro sol coincidiendo con el solsticio de verano y que posteriormente la iglesia católica travestizara adjudicandole el apelativo de San Juan.

Las playas del "Postiguet" colocan el cartel de "Overbooking" mientras el paseo marítimo, las Ramblas o la zona de Maisonave se abarrota de gentes ávidas de disfrutar esa saludable luz alicantina, tan blanca, tan cruda, y de las sensaciones que esta ciudad ofrenda.

La plaza  Puerta de Elche o también Gabriel Miró convoca bajo la sombra de su barroca arboleda, que es como un jardín japonés, a los que quieren disfrutar de un delicioso aperitivo, mientras a unos pocos metros de allí, en las puertas del "Gran Tryp Sol"  desembarcan parte del personal taurino, banderilleros, apoderados y aficionados que acuden a la feria taurina.






Y en pocos lugares del planeta se encuentra uno con la variedad de arroces, como los que se elaboran en este lugar mediterráneo. Incluso algunos entendidos dicen que la calidad de sus "paellas" está por encima de la vecina Valencia.

En el casco viejo, en concreto calle de San Francisco se concentran la mayor cantidad de restaurantes por metro cuadrado de la ciudad. De todo tipo y tendencias. "A la mediodía",-como dirían en Extremadura-, se abre el telón y la calle se viste de fiesta entre toldos, carteles con el menú diario y el personal que busca comer en un ambiente distendido y agradable.

Entre ellos, "Peccati di Gola", un italiano auténtico donde su "chef" Enrico elabora auténticas delicias del país alpino.

Alacant, "La mijor terreta del mond", -como reza su famoso slogan-, tiene el menú perfecto para todo aquel visitante, ciudad no excesivamente grande, acogedora, bien iluminada, su mediterraneidad perenne, brillante gastronomía como sus pescados y arroces y unas gentes que supieron aunar las diversas culturas como la griega, romana y árabe.....



Fotografias, Giovanni Tortosa.

domingo, 17 de junio de 2012

Voces Valencianas JUAN BAU

Muchos le han comparado con su paisano Nino Bravo, pero sus voces son bien diferentes, -según los entendidos, la de Bravo era una voz propia de tenor "wagneriano" y la de Bau es más ligera pero también mas cálida-.
Nacido en Aldaya (Valencia); mientras hacia "bolos" en una pequeña orquesta, en una de esas noches conoceria a Pablo Herrero, -que por aquél entonces ejercía de músico en el grupo "Pekeniques"-, y después seria un importante compositor. Pablo le propuso hacer una prueba en Madrid y Juan acudió presto, para salir airoso del trance y a partir de aquello Juan Bautista pasaría a llamarse Juan Bau y comenzaria su carrera como solista. José Luis Armenteros y Pablo Herrero que componian el tándem de compositores crearon bellisimas canciones para que Bau pudiera lucirlas con su potente voz  a la vez que las convertía en rotundos éxitos en la geografía española y sudamérica. "La estrella de David", "Fantasía", "Canciones de mi tierra", o "Dama del amanecer" son algunos títulos de la extensa discografia de Juan Bau, que como todo artista le acompañaron tiempos de clamor y éxito junto a otros de menor intensidad e incluso de crisis artística. Pero la calidad de las voces valencianas permanecerán incólumes en el tiempo. Son muchos los artistas de voces intensas y rotundas que la región valenciana ha dado al mundo. A Bau habría que sumar los desaparecidos Juan Camacho, Bruno Lomas, Nino Bravo y los aun vigentes, los alcoyanos Francisco y Camilo Sesto.

video
Fotografia, web oficial de Juan Bau.

JOSÉ MARIA MANZANARES

                                       José Maria Manzanares


A mi amigo Paco Espinosa...."manzanarista total"...


Su padre, que ha sido torero de toreros, habia dicho que le gustaría darle la alternativa a su hijo. El hijo apenas tenia diez años cuando el maestro alicantino comentó aquello. Y el niño prefirió irse a Cáceres para estudiar veterinaria. Años mas tarde el joven Manzanares tomaría capotes y muletas para coquetear con ser torero....Y el padre de nuevo se pronunció, en medio de una cena entre aficionados en Badajoz, -"si mi hijo José Mari se deja el tabaco y se centra en el toreo, será alguien grande en esto"-. Y así fue, la alternativa no se la dio el padre; seria Enrique Ponce en Alicante. Actualmente José Maria es una de las figuras consolidadas del escalafón taurino. Y no era fácil la tarea, ya que ser hijo de uno de los mas grandes toreros de la historia te puede potenciar muchas cosas, pero también hundirte en la miseria.
José Maria es todo un icono social en su tierra alicantina. El heredero de la "saga Manzanares", iniciada por su abuelo Pepe Manzanares, que fuera banderillero en los años cincuenta, proseguida por su padre, todo un "figurón" del toreo y ahora el. Su arte respira aires netamente levantinos, como las olas que llegan a las playas del "Postiguet", la frescura y sabor de las horchatas  de almendras y los atardeceres del puerto alicantino.
José Mari es un torero de la postmodernidad, aporta su imagen de artista mediterráneo, que junto a Cayetano Rivera Ordóñez han consolidado una imagen nueva del torero español, mucho mas atípico, haciéndola mas mundana a la vez que vanguardista, habiendo posado como modelos para diversas marcas y diseñadores. Es algo refrescante, que viene bien al mundo del toreo, dándole una impronta de modernidad alejada de los tópicos de una profesión un tanto desfasada en muchos aspectos.


                    José Maria Manzanares. (Óleo de Giovanni Tortosa)

Sus "chicuelinas" a manos bajas nos recuerdan al padre, así como la estética en la colocación acompañando las embestidas del toro. Con la muleta José Mari refrenda todo el arte luminoso de artista mediterráneo.. Más ejerciendo la "suerte suprema", se puede decir que hasta superó a su progenitor en técnica y contundencia.
La tauromaquia actual y futura tiene en José Mari un torero al que no se le adivina que toque techo en el firmamento de la Fiesta....

Fotografia de José Maria Manzanares (padre) en la Real Maestranza de Sevilla.

miércoles, 13 de junio de 2012

"HISTORIAS de un MARCHANTE de ARTE" (PARIS)

Fachada del hotel "Drouot" en París

Anne y Gérard se encontraban arrellanados en uno de los confortables sofás en uno de los salones "Richelier" del hotel Drouot. Desde 1870 el hotel Drouot era la mayor sala de subastas de París. Allí se daban cita todos los profesionales del mundo del arte, en su intención de hacerse con algunas de las obras que allí se exponían. Compartian sendos vasos de whisky en sus manos.Se les veía como una pareja de diseño moderno, perfectamente encajada. La similitud en estatura, edad y complexión física en general era bastante precisa entre ambos..
Los salones del hotel resplandecían con el fluir de la gente que esperaba asistir a la subasta. Se subastaban algunos cuadros impresionistas y de la "Escuela de París" junto a algún lote de pintura antigua. Gérard contaba a Anne el pacto previo que hacían algunos colegas suyos con el fin de adjudicarse las piezas que a cada uno le interesaran sin necesidad de calentar demasiado las pujas.Era algo habitual en el previo de toda importante subasta. Gérard se mantenía tranquilo al lado de Anne. Su interés en aquella subasta se centraba en una tela del pintor español Romero de Torres. El sabia de la escasa valoración que en París se tenia por este tipo de obras. Las mujeres morenas de verde luna pintadas por el pintor cordobés no tenían el eco y resonancias que en España. Por lo cuál Gérard, -salvo sorpresas de última hora tenia el campo allanado para hacerse sin más problemas con el cuadro-.
Ambiente de subasta en el "Doudrot"

Para Anne, aquella era su primera experiencia en torno al mundo del arte en su versión subastas. Una atmósfera repleta de hombres y mujeres con mucha patina, entre los aromas del lujo, financieros de élite, representantes de museos y marchantes eran la fauna que conformaba aquel evento. Para Gérard todo aquello formaba parte de la cotidianidad de su profesión; lo que si era realmente novedoso era el amor, la pasión que sentia hacia Anne, -la mujer que en ese momento tensaba su mano, mientras con la otra se llevaba el vaso a sus labios-.
Apenas comenzada la subasta, un gouache de Vlaminck doblaba su precio de salida y al poco también hacia lo mismo un pequeño óleo de Matisse. Las cartulinas se iban sucediendo, mientras el público iba pujando y los profesionales, los marchantes iban cumpliendo lo pactado previamente entre ellos.
Óleo del pintor español Julio Romero de Torres

Mientras cenaban en una "brasserie" en el peculiar y pintoresco barrio de Montmartre; Gérard iba explicando a Anne algunas complejidades del mundo del arte. La forma de encender un cigarrillo, de beber, de entrar en un hotel de cinco estrellas, de coger un cuadro y mirar primero el bastidor antes que la pintura, de sentarse en el café Flore; cualquier cosa menos lo convencional y vulgar, siempre con un toque diferente a todo....El marchante no podía dejar de mirar el fondo de los ojos de su compañera, mientras llevaba a su boca un trocito de rape caramelizado y bañado en salsa de ostras. Su embriaguez amorosa iba subiendo conforme pasaba la noche. Regresaron a la Avenue Montaigne, donde se encontraba el hotel en el que se alojaban, el "Plaza Athénée". Gérard pidió que subieran una botella de champán a su suite. desde la cuál se divisaban a través de grandes ventanales las zonas adyacentes de Campos Elyseos y el barrio de Trocadero con su torre Eiffel, y sobre todo la propia Avenue Montaigne con todo su emporio comercial.
Gérard llenó las copas de champán, ofreció una de ellas a Anne y después brindaron juntos. El, que nunca había estado enamorado, -sólo de su profesión y vocación artística-, ahora se sentía dichoso y feliz ante la mujer que le había roto el corazón Y aunque la razón no fuera tan idílica o espiritual como enamorarse, también recordaba que esa tarde había adquirido un Romero de Torres por la tercera parte  del precio que se pagaría en España. Ya tenia pensado a quien vendérselo, un cliente admirador del pintor andaluz.
Barrio de Montmartre.

Anne fumaba un cigarrillo apoyada en uno de los sillones mientras miraba a través de los cristales el discurrir nocturno de la Avenue Montaigne, mientras Gérard se acercó a ella acariciando su media melena y besar su aterciopelada piel nacarina y buscar sus labios para así comenzar aquel ritual que tanto gustaba a ella. Besos lentos, como pasando de puntillas por su piel y boca, -como haciendo parar el tiempo-. Gérard sutilmente desnudó sus hombros para después dejar caer unos hilillos dorados de champán sobre la tersura de su piel hasta llegar a la refulgente luz de sus pechos, hermosamente torneados, con la textura de la seda. Continuó besando su cuello y su nuca, los lóbulos de las orejas,la frente, los ojos, mientras sus dedos acariciaban los labios de su boca. .....
A pesar de su pasión por el arte, la venta de cuadros, las subastas y todo aquel mundo envolvente, Gérard no hubiese cambiado aquellos instantes sublimes que habían sublimado a la vez su corazón. Aquellos momentos de inconmensurable felicidad junto a Anne  valían por toda una vida de arte, porque aquello era arte absoluto.........

lunes, 11 de junio de 2012

Presentación del libro de ELISABETH de NICOLÁS

En la tarde del sábado, 2 de junio se presentaba en la ermita del Stmo. Cristo del Humilladero en Navas de Oro (Segovia) el libro "Cosas mias" de Elisabeth de Nicolás, -fallecida el 24 de noviembre del pasado año-.; su familia ha querido rendirle un tributo póstumo haciendo pública parte de su vasta y densa producción poética., El pintor Giovanni Tortosa hizo una especie de "retrato sonoro" de la figura de Elisabeth, de su personalidad tán expresiva, del mérito de su obra, su calidad, de su elocuencia y porqué no de los chispazos geniales que brotaban de la enjundiosa personalidad de una sencilla mujer castellana como Elizabeth....
Su hija, Soledad Bartolomé hizo una presentación pormenorizada del libro, profusamente ilustrado, habiendo conseguido un resultado exquisito en su totalidad, donde José Antonio Andrés Vera colaboró en diseño y maquetación junto a algunas ilustraciones de Giovanni Tortosa.
Con un lenguaje directo,sencillo, a la vez que intimista, Elisabeth va desgranando poemas sobre su querida "Tierra de Pinares", paisajes segovianos, animales, retazos sobre tauromaquia, visiones sociales, costumbristas, etc. Son la impronta poética de una mujer que en épocas socialmente difíciles ha sacado tiempo del tiempo para con su humildad y talento mostrarnos su particular visión de la vida.

martes, 5 de junio de 2012

VICKY LEANDROS "SENSUALIDAD GRIEGA"

Sus enormes ojos almendrados hablan de la mitologia de su Grecia natal, en su mirada hay reflejos de su intensa vida emocional, amorosa. Una voz hermosamente sensual, acariciadora, con el regusto francés, iluminada por el mar azul-violáceo de su lugar de origen, la bella isla de Corfú. Hija del compositor Leo Leandros; uno de sus primeros éxitos llegaría representando a Luxemburgo en el ya clásico festival de Eurovisión, en 1967 con "L´amour est bleu", aunque su golpe definitivo, el éxito que le lanzaría al universo musical, llegaría en el mismo festival pero en el año 1972, interpretando aquella vibrante canción llamada "Aprés toí".
video
Vassili Papathanasiou, que asi se llama Vicky, tiene en la cocina una de sus pasiones, habiendo cantado en diferentes idiomas y su carrera musical se ha diversificado entre Francia, Grecia y Alemania.