"SACROMONTE"

"SACROMONTE"
"CONTRALUZ" (Detalle) Oil on canvas. Giovanni R.Tortosa

DESNUDO-FIGURA-PASTEL-GRAFITO-INTIMIDAD-REALISMO

DESNUDO-FIGURA-PASTEL-GRAFITO-INTIMIDAD-REALISMO
TORTOSA ART COLLECTION ---- giovannirtortosa@gmail.com

miércoles, 25 de febrero de 2015

"DÍAS MÁGICOS EN HORNACHOS" PARTE 1ª

Giovanni R.Tortosa junto a María José Aguilar Venegas, embajadora de Hornachos para el resto del mundo.


-"Fue un acontecimiento único; la gente salió muy emocionada...nunca habíamos visto nada igual"-Le explicaba  un joven a su pareja; una chica procedente de Villafranca de Barros, mientras tomaban patatas fritas y unas cañas de cerveza bajo el entoldado del bar "Pepe". El joven se refería al fuerte impacto que produjo la primera boda "gay" celebrada en Hornachos.
   Pepe, el dueño del bar, es un hombre afable y simpático, con cierto parecido físico con el actor José Luis López Vázquez.. El local está situado en un altozano, en la parte alta de Hornachos; en una especie de plaza, un recuadro donde convergen varias calles y que para mí es uno de los enclaves distinguidos de este hermoso pueblo.
   Al otro lado de la terracita, dos profesoras de sendos colegios religiosos toman unos aperitivos entre risas y miradas cómplices; acaban de pedir a Pepe que retire parte del entoldado, con el fin de ser acariciadas por el tibio calor primaveral. Por unos momentos callan su diálogo para sumergirse en un pequeño éxtasis de ojos cerrados con ligero adormilamiento y las piernas estiradas y apoyadas sobre otras sillas. Es como un solarium particular y sobre la mesa los rayos de sol estallan en los vasos de cerveza haciéndola todavía más brillante y dorada. 


        Ambiente festivo en la terracita del bar "Pepe".

    Son las cuatro y veinte; en el local ya no queda nadie, salvo el matrimonio Pepe y su señora Feli, que se disponen a cerrar las rejas de ventanas y puerta. Previamente han servido la última consumición a las profesoras, que siguen como lagartos al sol; ahora con mayor relajación y dejando mayor porcentaje de piel a la exposición solar.
-Me vino muy bien ir a ese gimnasio y dar clases de"pilates"; me está endureciendo bastante.-Dice una de ellas mientras se mira por debajo de las gafas de sol sus pechos, canalillo y vientre. La dulce modorra y el hecho de saberse  deseada por  hombres le conforta y le provoca una felicidad íntima y discreta.
-La operación bikini tiene estas consecuencias.-Replica la otra, pasándose la mano por sus piernas de tintorera; ataviadas con medias de encaje negro.
    El matrimonio y propietarios del negocio ya están en la calle, a punto de subirse en un coche marca Mercedes, aparcado junto a la terracita. Se despiden de sus clientas, pidiéndoles dejen los vasos detrás de la ventana cuando decidan marchar. El auto manejado por Pepe se pierde por una de las calles próximas.
    Opto por marcharme, justo cuando las profesoras sacan a relucir temáticas de mayor empaque y enjundia, pero también de resultados previsibles.



             Paisaje "Cerro de las Cruces"; pintado en el fantástico hotel Castillo de Hornachos.


    Regreso a la vetusta sobriedad del hotel "Negresco";-que en realidad no es Negresco sino Alojamiento Rural "Castillo de Hornachos". Aunque me pareció más poético y divertido llamarle así, en alusión al hotel existente en Niza; donde la leyenda cuenta que una amante de Picasso, desesperada por los desaires e infidelidades del pintor malagueño, se sumergió en una bañera llena en parte con champán rosa, suicidándose. El albergue de Hornachos todavía no tiene leyendas; aunque para mí, que pasé casi una decena de años de hotel en hotel, este lugar tiene potentes encantos: su mirador para ver el famoso "cerro de las cruces"o estar situado en una zona que recuerda al barrio parisino de Montmartre. Los amaneceres con niebla incluida, desde su interior son espectaculares. Y hasta podría decir que es el sitio ideal para cantar "Cae la nieve", en sus diferentes versiones, salvo en japonés. Por cierto, en Japón, esta canción es el himno navideño.
   A la hora mágica del crepúsculo me dispongo a presenciar uno de los espectáculos más gratificantes y líricos de Hornachos: sus atardeceres; que son auténticos festivales de color, embrujo y hechizo para el alma. Por tanto, salgo a la terraza del "Petit Negresco" y junto a una copa de cava fabricado en Almendralejo, dejo que mis sentidos empapen como una esponja todo el delirio cromático que se diluye en los celajes de nubes y amplia perspectiva llena de verdes y grises. Un acontecimiento digno de espíritus solitarios como uno.
   Esta noche viajaré al misterio granadino, paseando por el barrio adyacente a la iglesia; calle San Francisco y otras. Hornachos es como un parque temático donde puedes encontrar referentes parisinos, andaluces o castellanos; por no decir moriscos, romanos, etc

  Mañana es domingo y toca Casino; -por cierto, allí también "Cae la nieve"......
                                      
                                             Seguirá....

Giovanni R.Tortosa.

Fotografías de Elena Crespo Baeza y G.Tortosa. Pintura al Gouache de G. Tortosa.


"Cae la nieve"; en directo, Salvatore Adamo.

VÏDEO-OBRA PICTÓRICA-GIOVANNI R.TORTOSA

Pinturas de GiovanniR.Tortosa. Música de Gérard Lenorman.

jueves, 19 de febrero de 2015

Ernest Descals.Artista Pintor: ERNEST DESCALS-PINTOR-PINTURA-ARTICULO-SEMBLANZA-D...

Ernest Descals.Artista Pintor: ERNEST DESCALS-PINTOR-PINTURA-ARTICULO-SEMBLANZA-D...: ERNEST DESCALS-PINTOR-PINTURA-ARTICULO-SEMBLANZA-DESNUDOS EN VENECIA-GIOVANNI R.TORTOSA- ERNEST DESCALS-PINTOR-PINTURA-ARTICULO-DESNUDO...

miércoles, 18 de febrero de 2015

ERNEST DESCALS

                  El artista Ernest Descals en su estudio.

     Ernest Descals es un vampiro moderno, que sale nada más despuntar el sol, para reencontrarse cada amanecer con el paisaje que alimentará su sed de lujuria estética y espiritual. Al igual que los vampiros de leyenda, clavará sus espátulas y pinceles en los intersticios de montañas, valles y arbustos. Sentirá como suyas, las luces plateadas, los reflejos dorados sobre las ásperas tierras, y al final poseerá;-como se posee a una amante insaciable,- el fragmento elegido para reverenciarlo en el cuadrilátero del lienzo.


                     El artista en la vorágine de su estudio.

    Heredero fiel de la escuela paisajística catalana: Olot, La Garrotxa, Pirineos, y la Costa Brava son escenarios donde libaron las mejores esencias : Anglada, Meifrén, Terruella, Masriera, Vayreda, Mir y tantos otros intérpretes de tan venerados parajes.
    Quedan pocos lugares en España, donde el artista catalán no ha colocado su caballete de campaña. La plástica de sus paisajes tienen todos los resortes para hacer vibrar al espectador. Las texturas (expresión tan de moda entre cocineros) de sus obras tienen cada vez mas empaque; recordando a un brujo en el manejo de la materia como fue Josep Serrasanta.


          Ernest y una amiga,en un hotel de Lloret de Mar.

   El genial Pla  dividía a las gentes de Manresa, entre: "los que poseen una curiosa mezcla de personas extravertidas, exuberantes y abiertas; típicas del litoral y las que son introvertidas, silenciosas y cerradas"... Y yo creo que Ernest pertenece al primer grupo. Porque el artista de Manresa no se conforma con mostrar sus obras; también desnuda su personalidad ante amigos y aficionados de su arte. Nos regala imágenes inéditas, como cuando juega al futbolín, sus veraneos; -tan acuáticos y luminosos como el mismo mediterráneo. Las idas y venidas con familiares; detalles sentimentales que le hacen tan cercano y entrañable.


          El maestro junto a una pintura suya sobre Cadaqués.

    Y al final de la jornada, el pintor retornará a su estudio y puede que pinte otros temas; pero serán sus adobados paisajes, los que a la postre le consagrarán como un auténtico "gurú" de la paisajística internacional....
                                    Giovanni R.Tortosa
Fotos: Ernest Descals Blog

sábado, 7 de febrero de 2015

JUAN SOLANO, EL "MAESTRO"

   Retrato del maestro Juan Solano. Óleo de Giovanni R.Tortosa.


    Junto a la vieja estufa de leña, con las bocanadas de humo de un cigarrillo siempre fiel entre sus dedos, el maestro gustaba de la conversación; -siempre y cuando se hablase de cualquier motivo menos de él. Era la "clausula secreta" de aquel lugar: el estudio-taller donde su verbo fluido sin haber perdido el "gracejo" malagueño engrasaba los temas que en su mayor parte tenían que ver con el arte.
    Nacido en la Málaga de Pablo Picasso, en un 23 de octubre de 1923; Juan Solano García encontró en los talleres de la familia Palma-Burgos, el lugar idóneo para aprender aquello que a la postre sería su gran pasión: la talla en madera. A ello se unió el dorado y plateado que ejercía sobre el barroco de los tronos andaluces.
    La devastadora guerra, mal llamada "guerra civil"; -porque de civismo tuvo poco o nada y sí mucho de barbarie y de tremenda ignorancia de un pueblo llamado España, no solamente dejó victimas humanas, también asoló parte de un patrimonio artístico producido a lo largo de varios siglos.
     Por esas circunstancias, la labor de restauradores, tallistas, imagineros y demás elenco tuvieron abundante trabajo en esas épocas. Y es cuando Juan Solano hace acopio de sus enseres personales y viaja a Madrid junto a los Palma-Burgos. Allí residirá unos cuantos años, y posteriormente Cieza sería su punto de destino. Tanto la parroquia de San Joaquin, como La Asunción fueron testigos de la labor profesional de este grupo de artistas malagueños. Y es cuando aparece Carmen en la vida del maestro. Después llegarían sus hijos: Mariano, Isabel y María del Carmen.
     La vocación artística de Solano fue intensa y expansiva. Su contribución desinteresada para que en Cieza se aprendiesen técnicas artísticas fue determinante, y gracias a su labor germinaron numerosos pintores y escultores.
      Una vez jubilado, su taller se convirtió en un "bunker"; su dorado "exilio" particular. Entre gorjeos de decenas de pájaros que revoloteaban entre tallas, cuadros, gubias,  pinceles, y el hilillo musical que se escapaba de un viejo radio-casette conformaban una atmósfera atípica presidida por el humo envolvente de los cigarrillos y su mirada interrogativa.
      Pero el tiempo, que todo lo abrasa; también asoló aquel lugar pacífico, dejando el aire huérfano de la discreta sabiduría de un hombre de potente humildad, de corta estatura y corazón grandioso.
      El 20 de mayo de 2005, aquellos pájaros;-al igual que su protector, volaron en busca de otros confines. No soportaron la ausencia de aquél que les cobijó en su morada; de aquel amante de las artes, de la vida, de la libertad.....

Giovanni R.Tortosa.
    

jueves, 5 de febrero de 2015

JOSÉ LUIS FUENTETAJA

                    Pintura, pastel sobre cartón. J.L Fuentetaja.

    Fuentetaja es un noctámbulo profesional que vive sumergido en las frondosas y mágicas noches de Sitges. Y claro, tratándose de Sitges cualquiera puede pensar que Jose Luis Fuentetaja regenta o transita en antros, discotecas y demás saraos de la noche sitgetana.


      " Madonna de Sitges". Óleo sobre lienzo. J.L.Fuentetaja


    Pero la nocturnidad de Fuentetaja va por otros derroteros. El pintor, llegado el atardecer acudirá a una de las playas y recogerá los aromas salobres del mar, las misteriosas luces y sombras que invaden el "Racó de la Calma" o los recortados perfiles del barrio gótico y los trasladará a la nocturnidad de su estudio; para una vez allí: desmenuzarlos, salpimentarlos; -como un cocinero de la plástica, con su depurada técnica pictórica. Elaborará piezas que llevarán impregnados los estigmas que la noche de Sitges dejó en el alma del pintor.



         El pintor Fuentetaja en plena sobremesa, en el restaurante               "Racó de la Carreta", mientras elabora uno de sus dibujos .

   En realidad, Fuentetaja sigue las costumbres de un nutrido grupo de artistas capitaneados por Rusiñol: Casas, Utrillo, Canudas, Clarasó y tantos otros que tomaron la noche como escenario de sus creaciones. La atmósfera de silencios salpicados por el romper de las olas en el "Baluard", o las sinfonías acuáticas de la playa de San Sebastiá.
 

                Pintura, pastel sobre cartón. J.L.Fuentetaja

   Para el artista madrileño con raíces segovianas, Sitges ha sido un paradigma; el escenario ideal para su particular "misse en scene". Las barras de pastel se han deslizado sobre la superficie, pergeñando figuras con la untuosidad y frenesí de un atardecer en el "Viñet". Algunas de sus escenas callejeras destilan el aroma salino y marinero del carrer Nou, San Pau o Carretas.



         "Racó de la Calma". Emblemático lugar de Sitges donde se              encuentran el museo "Maricel de Mar" y "Cau Ferrat"

   Aunque su paso y estancias en la India dejó en su obra mares de luz, hirvientes fragancias henchidas de calores y grandes dosis de color; en sus óleos y pasteles perdurará siempre la tierna crudeza de una luz enviada por los espíritus romanos que transitaron por la Blanca Subur. 



                 Pintura pastel sobre cartón. J:L.Fuentetaja

   Al igual que Dalí no podrá despegarse del magnetismo de Cadaqués; Fuentetaja y su obra no podrán escapar a los maravillosos influjos de Sitges.....
Giovanni R.Tortosa



    Retrato del padre del artista. Óleo sobre tabla.(paleta de pintor)

Fotografías: Jose Luis Fuentetaja y Giovanni R.Tortosa


miércoles, 4 de febrero de 2015

JUAN BAUTISTA FERNÁNDEZ

            Juan Bautista en un ágape junto a una amiga.

     Cuando entré en el palacio veneciano del conde Emile Targhetta D´Audifret, quedé extrañamente sorprendido, nervioso y titilante al contemplar al mayordomo que había franqueado mi entrada.
   Una vez, ya instalado en el salón de brocados dorados y paredes de terciopelo rojo, al igual que los sofás; asistía fascinado a las explicaciones que el anciano conde iba ofreciéndome. Me habló de los orígenes del palacio y de uno de sus ilustres inquilinos y propietarios como fue Giácomo Casanova. Del fondo de otra estancia se escuchaban los lamentos amorosos de Iva Zanicchi cantando "Testarda io" y sobre nuestras cabezas quedaba un magnífico lienzo de Carpaccio.
    Y de nuevo surgió el mayordomo: elegantemente ataviado con su uniforme azul noche, con paño blanco sobre uno de sus brazos portando una bandeja de plata. Ceremoniosamente inclinó su cuerpo, macerado en gimnasios y procedió a depositar el té sobre unas exquisitas tazas de porcelana china. 
-Perdone; ¿es usted Juan Bautista Fernández?;-pregunté de sopetón al joven sirviente.
-No....Mi nombre es Jean Claude.
-Ah...Disculpeme; creía que......!!
    Mientras el conde Targuetta seguía hablando con su elegantísimo francés salpicado con algunas expresiones italianas, en mi mente bullía la duda en torno al joven mayordomo.
   Después, el afable anfitrión me mostró lo que supuestamente era la alcoba del genial Casanova. El posible escenario de sus proezas amorosas. El conde también hizo alusión al carnaval veneciano, donde él es el auténtico "rey del cotarro".



                   Dormitorio de Giovanni Giácomo Casanova.

     Ya, fuera del palacio, caminaba en dirección al embarcadero de Santa Sofía para tomar el "traguetto" que me habría de trasladar al sestiere Dorsoduro. En ese tiempo no dejé de preguntarme, si realmente Jean Claude era Juan Bautista o su "alter-ego"; un supuesto hermano gemelo o qué se yo?....Si no era Juan Bautista, le parecía de manera casi simétrica. También pensé que el verdadero Juan Bautista posee las formas elegantes, las actitudes ceremoniosas y hasta un refinamiento glamuroso con el que impregna sus actos.



Juan Bautista junto a una de sus obras; una "magdalena penitente", y su propia hermana.


   Sus formas son apolíneas; de piel clara y luminosa donde sobresalen los potentes ojos de mirada hiper-penetrante que haría temblar a los mismísimos muros de Jericó. Por su sangre y la de su familia, corren los venenos del arte; ya sea en el baile flamenco o en su caso con la escultura, en la vertiente religiosa. Fiel y convicto creyente, adoba y recrea sus obras con toda su prosapia y acerbo cristiano.
    A veces se disfraza de "dandy" o de cortesano post-moderno para sumergirse y desparramar su mirada de halcón en aconteceres sociales, fiestas de alto calibre o saraos presididos por aromas de Dior, Paco Rabanne, Gucci, Versace y demás atmósferas paganas.
   Aunque su cuerpo y espíritu siempre regresen antes del amanecer al silencio de su taller para continuar a la búsqueda de esa energía que flota de toda obra de arte y luego ofrendarla al dios de la belleza....

Giovanni R.Tortosa


Fotos: Juan Bautista y G. R.Tortosa
                    "Testarda Io" Iva Zanicchi.