"SACROMONTE"

"SACROMONTE"
"VENEZIA"- Pintura-Oil on canvas. Giovanni R.Tortosa

DESNUDO-FIGURA-PASTEL-GRAFITO-INTIMIDAD-REALISMO

DESNUDO-FIGURA-PASTEL-GRAFITO-INTIMIDAD-REALISMO
TORTOSA ART COLLECTION ---- giovannirtortosa@gmail.com

miércoles, 22 de julio de 2009

"ATENAS"











Cuando uno pisa por primera vez suelo ateniense, no puede evitar pensar en Aristóteles, Sócrates, Aristófanes y gente por el estilo....Luego te das cuenta que los griegos actuales nada tienen que ver con esa particular visión. Aunque el griego contemporáneo sienta animadversión hacia sus vecinos turcos, al poco tiempo de estar allí te das cuenta de la grán influencia que estos últimos sobre la cultura griega, en su folckole, sus hábitos culinarios, el fuerte carácter y tantas otras cosas.




Una de las primeras impresiones que el viajero tiene de la ciudad de Atenas, es el caótico tránsito automovilistico, anarquico y excéntrico. Son pocos los transportes públicos que cumplen con sus horarios estimados. Y ya sabemos que los taxis acogen a varios pasajeros de diversas procedencias. Una vez tuve que compartir uno, junto a un pasajero griego, el cuál iba a ser padrino en un bautizo, el personaje transportaba un cirio de tamaño tán colosal que atravesaba de extremo a extremo del taxi. Si llegamos en pleno verano, el sofocante calor nos deja en un estado de confusión mental en tán tremenda macrociudad. Quizás el pensar vivir un lírico atardecer en la colina de la Acrópolis, sentir las milenarias piedras del Partenón, tomar un café en la bonita plaza Omónia o zambullirnos en el hiperturístico barrio de Plaka nos rescaten de todo todo ese trasiego doméstico con el que nos recibe la vieja Atenas.




El turista que espere complacencias y halagos del personal griego, lo tiene complicado. El griego no es servilista, su carácter altivo y distante le hace ser un anfitrión a secas, sobrio y sin concesiones. El poeta Byrom dijo "que la griega era una civilización intrigante e intranquila". Son conversadores natos, tratando los temas políticos de manera acalorada y pasional. Siempre les preocupó la curiosidad, el ser ambiciosos, buscar la prosperidad les hizo salir de su tierra como resultado de muchas décadas de pobreza e inseguridad.




Aunque la mejor producción artistica de la antigua Grecia reside en museos ingleses, podemos ver interesantes obras de su estatuaria en el Museo Nacional de Atenas, y por descontado que vivir las sensaciones que nos deparará la visita al Partenón es uno de los grandes placeres que nos regalará Atenas.....

domingo, 19 de julio de 2009

"MARIA TARDÓN" G.Tortosa.


Acuarela sobre papel. 30x20 cms. 2004.

sábado, 4 de julio de 2009

FUENTETAJA Y SITGES.
















...."Sitges, donde el vino es malvasía, la costa es oro, azul el cielo, y fuego las mujeres, y donde todo se mueve en una atmósfera de vida". (Santiago Rusiñól). Sitges no solamente dejó de ser un pueblo pesquero, para transformarse en un enclave turistico, sino que supo atraer y aglutinar a un buen número de artistas, especialmente pintores, en torno a su emblemática plasticidad. Tanto Rusiñól como Charles Deering se instalaron y dieron vida a este sitio, que habilitaba sus playas para comerciar como única forma de contacto con el exterior.





Arcadi Más y Fontdevila y Joan Roig Soler serian dos artistas que fundarian la escuela luminista de Sitges. Luego llegarian Antoni Almiral, Joan Batle, Joaquím de Miró, Joan Soler, Joaquím Sunyer, Ramón Sanvisens, Mestres Cabanes, y en las últimas décadas Francés Silué, Miguel Blesa y José Luis Fuentetaja.





José Luis Fuentetaja (Madrid, 1951), vive en Sitges desde los años setenta, encontrando en este lugar, el ideal para vivir su intensa pasión por la pintura, siendo escenario propicio para muchas de sus obras. Personajes callejeros como Serafín, quien hace de los cartones, su medio de vida, las desconchadas fachadas de casas, en calles que desembocan en el Paseo Marítimo, como la calle Carreta, donde se ubicaria uno de los primeros estudios de Fuentetaja, y en cuyo interior, el mismo pintor se autoretrata junto a la modelo, -modelos que siempre son más que modelos-, y donde se atisba la incertidumbre, el desasosiego, pero también la discreta y secreta felicidad que dá el saberse artista, aún con toda la carga de soledad, a veces incomprensión y la continua duda del creador frente a la siempre confusa realidad del mundo del arte.....