"SACROMONTE"

"SACROMONTE"
"CONTRALUZ" (Detalle) Oil on canvas. Giovanni R.Tortosa

DESNUDO-FIGURA-PASTEL-GRAFITO-INTIMIDAD-REALISMO

DESNUDO-FIGURA-PASTEL-GRAFITO-INTIMIDAD-REALISMO
TORTOSA ART COLLECTION ---- giovannirtortosa@gmail.com

domingo, 11 de enero de 2009

"MADRID" (El viejo Madrid)
























































Cuando de Madrid se habla, es difícil no pensar en La puerta del Sol, museo del Prado o la Plaza Mayor. Son algunos de los clásicos referentes, que nos brindan una imagen popular de la capital de España. Una capitalidad del "Reino", que esta urbe arrastra con cierta pereza. Esta ciudad tiene un "no sé qué" en su ambiente, que hace de los visitantes y turistas unos ciudadanos más de Madrid, otorgandoles esa familiaridad, que dificilmente se encuentra en otras capitales europeas. Uno que ha vivido en diversos puntos geográficos de esta ciudad, desde los aledaños a Sol, zona del Retiro, barrio de Salamanca, paseo de Extremadura, calle Barbieri, Cava Baja, hasta la calle San Roque, (detrás del teatro Lara) y próxima a calle del Pez; no puedo dejar de amar este recóndito Madrid, repleto de mágicos enclaves de sabores que aún nos recuerdan un pasado altanero, castizo y generoso.










Pasear por la Gran Via con sus ingentes masas humanas transitando, es un espectáculo sumamente edificante. Las calles Fuencarral y Hortaleza, repletas de comercios en una rara mezcla donde los más antiguos conviven con los de última moda. Más abajo de estas se encuentran, Infantas, La Reina, San Marcos (donde otrora fuera lugar de imnumerables prostíbulos). El legendario y misterioso hotel "Mónaco" en Barbieri (ya desaparecido) frente al tablao "Los Canasteros", lugar mítico donde se forjaron algunas figuras del flamenco. Muy cerca de allí, uno de los nuevos "guetos" madrileños, el barrio de Chueca, con su renovado "look" desde que el personal "gay" lo reconvirtiese, aplicandole su propio barniz. Lavapies seria otro de los "guetos", cerca del popular "Rastro". El castizo y zarzuelero barrio, hoy dá cobijo a un buen número de nacionalidades, que hacen de este lugar todo un mosaico de razas y colores de piel.










La Plaza Mayor, otro de los emblemas de la historia de esta ciudad, se reinventa cada dia, haciendo de la misma un gran escenario en el que transitan cientos de ciudadanos de todo el mundo a lo largo de cada jornada. Los soportales de esta ágora cobijan un buen número de comercios y restaurantes de toda la vida, como Casa "Yustas", donde podemos comprarnos desde un sombrero de cow-boy hasta un tricornio, pasando por un sombrero rondeño o un "borsalino". En las mañanas de los domingos, montan sus tenderetes, filatélicos, numismáticos, pintores, caricaturistas, músicos, etc. En una de sus esquinas, el Arco de Cuchilleros, con los consabidos mesones disfrazados de antiguos y ya casi antiguos de verdad, por el tiempo transcurrido desde que se disfrazaron. El más venerable de todos ellos "Las cuevas de Luis Candelas". Más abajo, restaurantes como "Sobrinos de Botín" o Casa Lucio, con sus "huevos estrellados" que tanta fama internacional le han dado. Los bucólicos y viejísimos edificios de la Cava Baja y Puerta Cerrada, con sus líricas buhasdillas, donde imaginar tardes invernales con "mesa-camilla" y brasero, dejando entrever las mortecinas luces de los atardeceres madrileños, y la suave luz de una cálida pantalla en un rinconcito de la estancia, habrian hecho feliz a cualquier pareja romántica....Un Madrid castizo, popular, socarrón, que va diluyendose en el tiempo.....










Otro de los barrios que últimamente anda en plena metamorfosis, es el distrito Centro, detrás de la Gran Via y Telefónica. Valverde, Desengaño, Corredera Baja de San Pablo o la mítica Ballesta son algunas de las calles junto a la plaza de Soledad Torres y Acosta (donde se situaran los cines "Luna") que forman el conglomerado de un barrio degradado por el ambiente prostibulario y de mercadeo de estupefaccientes. Los vecinos y comerciantes de la zona llevan lustros quejándose. El ayuntamiento siempre prometió tomar medidas. Ahora, un grupo llamado "Triball" (Triangulo de Ballesta), y compuesto por comerciantes, constructores y algún especulador al uso; tomaron la iniciativa de adquirir locales en esas calles y especialmente en Ballesta; -locales que en su mayoria eran "clubs de alterne" y antros de ese calibre-, y que ahora están transformando en diversas tiendas de moda "fashion" y otras tendencias. La "travestización" de la zona va "in-crescendo"en un intento de limpieza del barrio, dejando la sordidez, los estigmas de "barrio chino", y ya se instalaron los primeros comercios de la nueva imagen del barrio. Por otro lado, algunos vecinos del lugar creen que detrás de toda esta "puesta en escena", sólo hay una devastadora operación especulativa. Mientras tanto, las profesionales o "meretrices" se resisten a abandonar esas calles que fueron el escenario de toda su vida, ejerciendo su singular oficio....

No hay comentarios: